Imagina lo que puedes hacer con un buen pegamento

El pegamento de contacto

Es evidente que el pegamento es un elemento esencial de la oficina, la Universidad, o la escuela.

Pero algunas veces el pegamento tradicional simple y sencillamente no cumple la tarea. Para esas ocasiones en las que necesitas más potencia está: el pegamento de contacto.

El pegamento de contacto es un material que puede sacarte de muchos aprietos concretos. Es capaz de adherir componentes tan dispares como el plástico, la tela, la porcelana, la madera, el cartón, y a veces algunos metales.

Este tipo de adhesivo es útil incluso en trabajos sencillos de reparación, y te serviría contar con él tanto para lo operativo, como para lo que se relaciona con el servicio y la seguridad. Reparar pizarrones y asegurar cables será tan fácil como reforzar un agujero en la tubería del baño antes de llamar al plomero.

El cielo es el límite con este tipo de material.

Características del pegamento de contacto

  • El pegamento de contacto provee resultados instantáneos. Es decir que a diferencia de otros tipos de pegamentos con los que tienes que esperar algunos segundos sin manipular la pieza para ver los resultados, el de contacto pega en el instante.
  • El pegamento de contacto es muy limpio. Con este tipo de adhesivos no sufrirás engorrosos derrames, y es muy improbable que hagas un desastre. El pegamento tradicional suele ser más complejo de utilizar si lo que quieres es un trabajo rápido y aseado.
  • El pegamento de contacto es elástico y gracias a ello se convierte en el material adecuado para adherir piezas fabricadas con materiales que no son tan flexibles. Es un adhesivo muy resistente que es capaz de soportar bastante peso.

El proceso que se sigue con el pegamento de contacto

Antes que nada debes asegurarte de que las piezas que estás a punto de pegar esté totalmente limpias. Sus superficies deberían estar libre de cualquier tipo de partículas, en especial las de polvo.

Acto seguido debes aplicar el pegamento de contacto a cantidades iguales sobre cada una de las piezas. Si son dos por ejemplo, deberías aplicar un poco de pegamento en cada una de ellas, y luego adherirlas.

Pero cuidado, una vez que pegues las dos piezas, el pegamento de contacto impedirá que puedas despegarlas. Es por ello que esta parte del procedimiento debe ser llevada a cabo con el máximo cuidado y precisión.

La aplicación de la cantidad exacta del pegamento de contacto dependerá de los objetos a pegar, pero si consideras que requieren más de una capa, no hay problema en aplicar una segunda, sólo recuerda que una vez que te decides a pegar no habrá vuelta atrás.

En pedidos.com tenemos una buena selección de pegamento de contacto para que no pospongas aquello que te has propuesto pegar…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *